Ball de Diables

En 2016 se renuevan los trajes del Ball de Diables de Vilanova i la Geltrú, un honor que recae en algunos de los artistas locales más prestigiosos de la ciudad. Es un trabajo de más de un año que comprende el diseño de los trajes (selección del tejido, color y corte) de los personajes principales que son Lucifer, la Diablesa y el Angelito con sus correspondientes tridentes, cuernos, colas, escudos y demás complementos y de los treinta y pico diablos que les acompañan, unos con tambores, otros con las bolsas donde guardan la pirotecnia, el logo, el pañuelo, las espardeñas… en fin. Un trabajo endemoniado (nunca mejor dicho), pero que vale la pena cuando ves la fiesta en persona. IMPRESIONANTE. Como impresionante es la entrega y dedicación de los diablillos que la coordinan, organizan y hacen que esta tradición se mantenga viva.

Cada uno de los trajes fue pintado a mano alzada por el artista con pintura para tela, así como las bolsas. Cada uno de los diablos lleva una cola diferente de las demás y su pintura personalizada. Los diablos llevan capuchas con tres cuernos. El diablo también pero de un tamaño bastante mayor que sus secuaces. Y la diablesa lleva unos cuernos enrollados de cabra montesa-dama de elche.

El resultado en movimiento y con la pirotecnia es espectacular.